Baño de asiento como uno de los mejores remedios caseros para hemorroides


Sabemos que las hemorroides son venas inflamadas que se encuentran en el área rectal y anal, porque son más comunes de lo que imaginamos, sobre todo después de los 40 años en adelante. Aunque no es un problema realmente grave, si suele ser bastante molesto e incómodo. Sin embargo, cuando no son tratadas a tiempo, las venas inflamadas que en un principio se encontraban dentro del ano, comienzan a salir como una especie de masa roja con manchas secas de sangre alrededor de la zona. Por fortuna, existen diversos remedios caseros para hemorroides que nos pueden ser de gran ayuda.

Lo interesante de los remedios naturales es que no tienen efectos secundarios, puedes encontrar los ingredientes en tu misma cocina, son más baratos y menos peligrosos que algunos medicamentos con sustancias químicas nocivas. No obstante, aunque estos remedios estén hechos con ingredientes que son muy familiares para ti, como frutas, verduras o semillas, debes tener mucho cuidado al momento de aplicarlo y seguir bien las indicaciones.

Antes de que apliques cualquiera de los remedios caseros para hemorroides o cualquier medicamento, debes preparar la zona. Para ello lava con mucho cuidado la zona afectada con jabón neutro y un chorro de agua tibia. Después aplica una bolsa de hielo para aliviar la hinchazón y el dolor. Entre los diferentes remedios caseros que existen, los baños de asiento son los más recomendados. A estos métodos curativos tradicionales se les llama baño de asiento porque normalmente se hacen sentados en algún inodoro o bidet.

Este tipo de tratamiento es muy confortante porque además de curarte también te produce una sensación de descanso. Para realizarlos puedes usar agua fría o caliente dependiendo de la clase de hemorroide que quieras curar. Pero no sólo sirven para curar, también son excelentes como laxantes, para expeler gases, mejorar la digestión y regular la circulación; sobre todo, para limpiar la piel, las mucosas de los genitales y el ano.

La eficacia de los baños de asiento se debe a que actúan como antiinflamatorios y sedantes, facilitando la evacuación. Los baños de asiento deben hacerse en un cubo con agua (con profundidad de 5 a 7.5 cm) o en alguna bañera, lo importante es que cubra desde el ombligo hasta las nalgas y los genitales. La duración de los baños de asiento puede ser de 5 a 15 minutos. Mientras te relajas, puedes aprovechar para darte frotaciones y masajes de distintos tipos en la zona de tu cuerpo que se encuentra sumergida en el agua.

Baños de asiento con agua caliente o tibia

baños de asiento

La temperatura del agua va a depender del remedio que quieras tratar. Hay personas que prefieren el agua caliente para tratar con hemorroides prolapsadas, porque el agua caliente ayuda a reducir la inflamación, el dolor y la comezón. La ventaja de usar agua caliente es que dilata tus vasos sanguíneos, provocando que la sangre circule más rápido por las venas hemorroidales.

Para completar tus baños de asiento puedes agregarle 10 gotas de aceite del árbol del té y permanecer sentado en el agua durante 10 minutos. Para desinflamar las hemorroides y evitar que aumenten de tamaño, puedes agregarle a tu baño las decocciones de frutos de ciprés, hojas y corteza de avellano, de roble y hojas de vid.

También es muy recomendable realizar baños de asiento con agua tibia y agregarle nogal, ciprés y llantén. Lo único que necesitas es hervir una buena cantidad de estas plantas en una olla llena de agua durante cinco minutos. Una vez que esté lista, deja que enfríe un poco y luego mantente sentado sobre el agua unos quince minutos.

Si prefieres utilizar ingredientes más fáciles de localizar, entonces podemos hacer la misma operación, pero con 4 cucharadas de manzanilla, 4 cucharadas de madreselva y una cucharada de hamamelis. Estas plantas las puedes localizar en cualquier tienda naturista. Lo recomendable es realizar este baño de asiento 2 veces al día hasta que puedas notar los cambios. De todas formas, la pura agua calientita te será beneficiosa, y si le agregas un puñado de sales de Epson, tendrás al alcance de tu mano un excelente remedio para curar las hemorroides.

Baños de asiento con agua fría

 

Por otro lado, existen los baños de asiento con agua fría, que son muy buenos en casos de que exista dolor por las hemorroides. Lo que hacen este tipo de baños es extraer el calor que existen en las hemorroides irritadas o inflamadas, el flujo sanguíneo de las venas hemorroidales disminuye y reduce la presión que existe dentro de ellas.

Además de ayudarte con las hemorroides, un baño de asiento con agua fría también te ayudará a componer la digestión, mejorando la actividad de los intestinos y los riñones. Para enfriarla sólo basta colocar algunos hielos, entre más fría este el agua más eficaz será. No te preocupes por enfriarte, pues sólo se enfriará la parte del cuerpo sumergida en agua. De preferencia realiza este baño por las mañanas todos los días.

curar hemorroides

Para que tu baño de asiento sea más eficaz y puedas detener rápidamente ese terrible dolor causado por las hemorroides, hierve 50 gramos de milenrama en agua. Una vez que esté listo cubre, deja reposar y cuela la mezcla. Posteriormente agrega este líquido en un tu baño de asiento de agua fría y mantente sentado durante 15 minutos.

También puedes crear una infusión con un manojo de las siguientes hierbas: Nogal, encina y cola de caballo. Hierve estas plantas en 2 litros de agua, por 10 minutos. Posteriormente filtra y deja enfriar. Y listo, podrás agregarle esta infusión a tu baño de asiento con agua fría y permanecer en ella durante 15 minutos aproximadamente.

Si lo que quieres es que cicatrice en caso de hemorroides sangrantes, puedes agregarle a tu baño de asiento una infusión con hipérico, milenrama y raíz de consuelda en 2 litros de agua. La preparación es la misma, y puedes sumergir la zona con hemorroides durante 15 minutos.

Hay especialistas que consideran el baño de asiento como uno de los mejores remedios caseros para hemorroides, sobre todo si se alterna agua fría, con agua caliente después, y terminar con agua fría de nuevo. Cuando hayas terminado tu baño, debes secar el ano con palmadas suaves ayudándote con una toalla suave y absorbente. También puedes aplicar una buena cantidad de talco para mantener la zona seca y permitir que los tejidos inflamados se muevan libremente. Realizar un baño de asiento es tu mejor opción para aliviar las hemorroides sin importar que tan grave se encuentre tu caso, o si apenas presentas los primeros síntomas.

Aquí debajo te dejo el método que personalmente me ayudó a eliminar las hemorroides en muy poco tiempo. Quizás a tí también te ayude a eliminarlas. Si tienes dudas déjalas plasmadas en los comentarios. Estoy aquí para aclarar cualquier duda que tengas. Un abrazo!!!

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


8 Comments

  1. Hector B
    • Raul Meireles
    • melanie
  2. Betty
  3. yet
  4. Jhon Sandobal
    • Raul Meireles
  5. elaine

Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *