Disminuir los síntomas con pomada para hemorroides


pomada para hemorroides

pomada para hemorroides

Las hemorroides son unas almohadillas que se encuentran en el interior y alrededor del ano. Estas almohadillas son muy delicadas ya que contienen muchas arterias y venas pequeñitas. Algunas acciones como estar estreñido, el embarazo, la falta de ejercicio o no comer adecuadamente pueden ejercer una presión en esta zona provocando que dichas venas y arterias se inflamen. Para aliviar la inflamación se suelen realizar algunos remedios caseros o detener los síntomas con pomadas para hemorroides.

Cuando una persona tiene problemas de hemorroides siente muchas incomodidades que en ocasiones no le permiten llevar sus actividades de manera normal. Aunque no siempre son dolorosas, sobre todo si las hemorroides se encuentran en niveles iniciales, el paciente sí puede sentir mucha comezón, ardor, dolor al evacuar, sangrado o una sensación constante de querer hacer del baño.

Cómo detener los síntomas de manera rápida con pomadas para hemorroides

Con el paso de los años se ha comprobado que los pacientes con problemas de hemorroides tienen mayor probabilidad de cura cuando realizan remedios caseros naturales, que cuando eligen tomar sólo medicamentos; sin embargo, debido a nuestro actual ritmo de vida, no podemos darnos el lujo de pasar una semana con comezón, sangrado e irritación y al mismo tiempo cumplir con nuestras jornadas de trabajo; peor aún, permitirnos no dormir por las noches a causa de la terrible comezón nocturna.

Por esa razón, lo ideal es combinar tu tratamiento a base de remedios naturales con algún ungüento o pomada para hemorroides. Esta pomada no te proporcionará ninguna cura, no obstante aliviará los síntomas provocados por las hemorroides, mientras que con los remedios caseros podrás encontrar el equilibrio natural de tu cuerpo.

Las pomadas contienen diferentes componentes como corticoides, anestésicos locales, vasoconstrictores, antisépticos, protectores, astringentes y rubefacientes que te ayudarán a disminuir la inflamación de las hemorroides de manera temporal. Para que sea permanente, será necesario cambiar tus hábitos alimenticios y llevar una vida menos sedentaria. En cuanto a los medicamentos orales, estos no se recomiendan porque además de que no han podido comprobar su efectividad, conlleva efectos secundarios.

Cuáles son los activos de las pomadas para hemorroides

En las farmacias existen pomadas que contienen ingredientes específicos para tratar los diferentes tipos de síntomas. Algunos de los ingredientes se encuentran de venta libre en cualquier farmacia, pero hay otros que requieren de receta médica. Cuando utilices alguna de estas pomadas es importante no usarla más del tiempo indicado en el paquete, de lo contrario una sobredosis podría generar reacciones severas como convulsiones, fallas respiratorias y coma.

pomada para almorranas

pomada para almorranas

Esteroides. Se utilizan para contraer el tejido inflamado de las hemorroides y para aliviar la comezón. Una vez que se aplica sobre la zona afectada, debe evitar evacuar al menos durante tres horas para permitir que el medicamento tenga tiempo de activarse. Algunos de los efectos secundarios de las pomadas con esteroides son adelgazamiento de la piel e irritación. Un ejemplo de este tipo de pomada es la hidrocortisona.

Analgésicos. Este tipo de pomadas te proporciona una sensación refrescante que alivia el dolor y la picazón.

Anestésico. Adormece temporalmente la zona afectada para dejar de sentir dolor, comezón y ardor. Como ejemplo está el mentol y la benzocaína.

Astringente. Una pomada que refresca y calma la zona para ayudar a aliviar la comezón y el dolor.

Vasoconstrictor. Reduce el flujo sanguíneo de las hemorroides, lo que a su vez reduce la inflamación y ayuda a eliminar los síntomas de dolor, picazón y ardor. Como ejemplo está la efedrina.

Hamamelis. Es un extracto de semilla de la castaña que se encuentra en algunas pomadas para hemorroides. Éstas logran reducir con eficacia la inflamación en la zona afectada.

Humectante. Hidrata la piel para prevenir la comezón, pues la presencia de prurito se asocia con resequedad. Un ejemplo podría ser la glicerina.

Pramoxina y lidocaína. Estos ingredientes adormecen la zona anal ayudando a bloquear las señales de dolor.

Ejemplo de pomada para hemorroides:

Cómo crear tu propia pomada casera

También puedes crear tu propia pomada casera utilizando ingredientes que puedes conseguir fácilmente en cualquier tienda naturista. Un ejemplo de ello es una pomada de manzanilla y pétalos de rosa. Es muy fácil su preparación, para ello vas a necesitar 250 mililitros de aceite de germen de trigo, 10 gramos de manzanilla, los pétalos de 2 rosas, 20 gramos de cera de abejas y 20 gramos de lanolina. Ahora lo que vas a hacer es fundir la cera de abeja y la lanolina. Por otro lado, deberás mezclar el aceite de germen de trigo, la manzanilla y los pétalos de rosa, calentando suavemente durante una hora.

Cuando pase la hora, filtra la mezcla y se la agregas a la cera de abejas y a la lanolina fundidas. Esta pomada se puede verter en un tarro esterilizado para dejar que se solidifique. Una vez que esté listo, se puede aplicar en la zona donde se encuentra las hemorroides.

Otra pomada que puedes hacer desde la comodidad de tu casa es con vaselina, miel, una clara de huevo y dos cucharadas de harina de cebada. Lo primero que deberás hacer es calentar a baño María una cucharada de vaselina hasta que se derrita. Posteriormente le agregas una cucharada de miel, una clara de huevo y dos cucharadas de harina de cebada. Mezcla todo bien hasta que formes una masa consistente. La pomada puedes guardarla en un tarro de vidrio en la nevera y aplicar cada que sientas molestias ocasionadas por las hemorroides.

Una pomada más sencilla de hacer y muy eficaz para aplicar en hemorroides externas es hervir durante media hora 200 gramos de brotes de álamo recién cogidos, en 500 gramos de manteca de cerdo fresca. Luego se amasa bien con ayuda del mortero hasta que la mezcla sea homogénea y untuosa. Puedes aplicarlo en las hemorroides externas.

Si no te sientes muy seguro preparando pomadas en casa, puedes realizar ungüentos más simples como utilizar puré de membrillo para calmar las molestias; o machacar varias hojas de llantén y aplicar un poco de vaselina; o simplemente hervir entre 10 y 30 gramos de semillas de alcaravea en un litro de agua durante 10 minutos, y aplicar a modo de emplastos en la zona afectada.

Antes de aplicar cualquier pomada para hemorroides lo primero que debes hacer es limpiar el área afectada con una toalla limpia. Existen antisépticos que te ayudan a limpiar la zona afectada como la hexetidina y la clorhexidina. Recuerda que los ungüentos y las pomadas no te curan, pero si te pueden ofrecer alivio inmediato para el dolor y la comezón, aunque de forma temporal. Además de utilizar pomadas, debes tomar mucha agua para limpiar tu cuerpo, comer frutas, verduras y comidas con alto contenido en fibra para evitar el estreñimiento.

Pero recuerda muy bien que las pomadas o cualquier otro medicamento para hemorroides solo te pueden dan un alivio rápido, pero no es la solución a tu enfermedad. Debes realizar un proceso más profundo sin medicamentos ni cirugías si deseas eliminarlas de forma segura. Aquí debajo te dejo el producto que yo utilicé para curar mis hemorroides luego de estar padeciendo de las mismas por muchos años. Te lo recomiendo porque  a mí me funcionó mucho. Deja tus comentarios aquí debajo. Un abrazo!

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *