Es posible curar hemorroides de forma definitiva


Curar hemorroides permanentemente con tratamientos simples sí es posible. Hay personas que piensan que las hemorroides no tienen cura y aprenden a convivir con ellas y a tenerlas bajo control. También hay personas que buscan soluciones rápidas para aliviar los síntomas, pero se predisponen a que tarde o temprano las hemorroides van a regresar a su vida. No es que las hemorroides sean permanentes, lo que pasa es que no se curan de la noche a la mañana, ni con el mejor medicamento, ni con la cirugía más avanzada. Para deshacerte de las hemorroides por completo, sólo necesitas hacer una cosa: cambiar tu estilo de vida.

Existen alternativas que proporcionan alivio temporal, o que te hacen creer que ya estás curado, tal es el caso de los ungüentos, las cremas o las pastillas. De las personas que se sometieron a una cirugía, el 26% tuvo de nuevo problemas de hemorroides al año siguiente; y más de la mitad necesitaron de otra cirugía cinco o diez años después. Incluso los remedios naturales, que son tan efectivos, sólo funcionan cuando los acompañan con un estilo de vida más saludable.

curar hemorroides 1

Las hemorroides son unas “almohadillas” tisulares que se encuentran dentro y alrededor de la zona anal, el cual está lleno de vasos sanguíneos, como una especie de red de arterias. Cuando esta zona se ve forzada a una excesiva presión, como por ejemplo cuando evacuamos heces duras o presionamos constantemente por estar estreñidos, las arterias se inflaman y forman un pequeño bultito que a veces va acompañado de un poco de sangre.

Curar hemorroides sin medicamentos. Todo un reto en medicina alternativa

Para que exista un cuadro de hemorroides se necesitan combinar varios elementos: Una persona sedentaria que pasa mucho tiempo sentado o de pie, obesidad, falta de fibra en su dieta, poco o nada de ejercicio, embarazo, estreñimiento o un esfuerzo físico prolongado como estornudos y tos persistente. Para curar hemorroides no basta con desinflamar este bultito, o reducir síntomas como comezón, dolor, ardor o sangrado, porque el problema de origen continúa, y por lo tanto las hemorroides regresarán una y otra vez.

Los medicamentos que venden en las farmacias como algunas pastillas, ungüentos o pomadas no mejoraran ese mal hábito que te provocó una afección de hemorroides desde un principio. Puedes beneficiarte con remedios naturales, porque contienen vitaminas y elementos que necesitas para que tu cuerpo encuentre el equilibrio que necesita, pero más efectivos que estos sean las hemorroides pueden continuar apareciendo hasta que modifiques ese mal hábito que te está ocasionando inflamación hemorroidal. Existen casos muy excepcionales donde una presencia de hemorroides puede significar un tumor de pelvis, o incluso hay casos donde por más que lleves una vida saludable no es fácil controlar que aparezcan como en el caso de un embarazo o cuando el problema es ya genético. En el resto de los casos, un estilo de vida saludable puede hacer la diferencia.

La mala alimentación es uno de los factores que desencadena las terribles hemorroides. Comer más fibra te va ayudar a defecar fácilmente, ya que la fibra absorbe el agua de tu tracto digestivo, y como consecuencia suaviza las heces y regula los movimientos intestinales. Las principales fuentes de fibra son las frutas y las verduras de color verde como la col rizada, las espinacas, la lechuga y el brócoli; también las legumbres cocidas, como los frijoles y la soja; y no podemos olvidar a los frutos secos y las semillas, las hortalizas de raíz, los productos de grano entero como arroz integral, avena y trigo.

Aparte de estos productos, también hay una variedad de alimentos que están fortificados con fibra, como los productos lácteos por ejemplo la leche, la nata y el helado; así como el pan y los zumos. Eso sí, es muy importante acompañar una buena alimentación con suficientes líquidos para mejorar la ingesta de los alimentos fibrosos. Si no te hidratas adecuadamente, la fibra de tu dieta no podría absorber suficiente agua y no logrará suavizar las heces adecuadamente.

Es importante evitar el estreñimiento porque es la principal causa por la que aparecen las hemorroides. El estreñimiento es un malestar gastrointestinal que sucede cuando los desechos del cuerpo se mueven muy lentamente en el colon. La función del colon es reabsorber los desechos de los alimentos, pero cuando las heces se llegan a quedar en el colon más tiempo, pierden agua y se vuelven más duras, provocando que sea más difícil expulsarlas.

Para evitar el estreñimiento debemos reducir el estrés para no retrasar la digestión; comer a un horario establecido para que el cuerpo se ajuste y promueva una función normal de los intestinos; aumentar la ingesta de agua para incrementar el peso de las heces y así facilitar la expulsión de las mismas; no ignorar el deseo de ir al baño y no esforzarse demasiado para evitar heridas anales como las hemorroides.

Para sanar hemorroides, debes atacar la causa, no los síntomas

Para desinflamar las hemorroides, debemos mejorar la circulación sanguínea y eliminar el exceso de presión. Así que aparte de mejorar nuestro sistema digestivo y beber mucho líquido, debemos hacer ejercicio. Hacer ejercicio todos los días nos va a ayudar a estimular los músculos digestivos y facilitar el paso de alimentos en el aparato digestivo. Puedes hacer un ejercicio ligero como caminar, trotar o nadar, para mejorar tu circulación. Si quieres mantenerte activa, pero sin cansarte demasiado, puedes practicar yoga, ayuda a reducir el estreñimiento y mejorar la circulación sanguínea, incluso la que se encuentra bloqueada en el ano. Gracias a las posturas del yoga, el flujo sanguíneo se distribuye a todas partes del cuerpo, ayudando a reducir el dolor y la hinchazón de las hemorroides.

Para curar hemorroides de forma definitiva, debes buscar cuál es el problema de origen y solucionarlo desde la raíz. Si tienes hemorroides es un claro síntoma de que no llevas una vida completamente saludable. A veces nuestro estilo de vida nos impide realizar un cambio importante, pero debemos buscar alguna alternativa. Por ejemplo, si llevas una vida muy sedentaria o pasas demasiado tiempo sentado porque tu trabajo así lo requiere, puedes utilizar cojines en forma de dona para disminuir la presión en el ano, si no tienes uno a la mano, puedes utilizar un cojín suave. El objetivo es buscar la manera de mejorar la circulación sanguínea, una buena digestión y evitar la presión excesiva para no volver a sufrir jamás un problema de hemorroides.

A continuación te dejo el método que logró eliminar mis hemorroides en muy poco tiempo, luego de llevar mucho tiempo intentando con todo. lo recomiendo porque para mí fue muy efectivo.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *