Las ventajas de los baños de asiento para hemorroides


Uno de los métodos más efectivos para aliviar los síntomas de las hemorroides son los baños de asiento para hemorroides. Es un procedimiento conocido como hidroterapia o como baños de cadera. Es básicamente un baño tibio donde se deben sumergir los muslos o las caderas en el agua. Los baños de asiento para hemorroides deben estar tibios y evitar que estén demasiado calientes, la temperatura adecuada debe ser entre los 95-100 grados Fahrenheit, o 38 a 40 grados Celsius.

Los baños de asiento para hemorroides son muy eficaces para grados menores y medios de hemorroides, que presenten dolor, hormigueo, ampollas y picazón. Para hacer baños de asiento para hemorroides en tu casa, puedes comprar en cualquier farmacia un bacín especial adaptable para conectarlo con el inodoro y de esta forma realizar un sistema de baño de asiento totalmente controlado.

Baños de asiento para hemorroides con agua fría o caliente

baños de asiento para hemorroides

Baños de asiento para hemorroides

Muchas personas se han preguntado sobre si son mejores los baños de asiento para hemorroides con agua fría o caliente. La realidad es que ambas modifican el flujo sanguíneo, porque alteran la cantidad de sangre que pasará por las venas inflamadas. Sólo que los baños de asiento para hemorroides con agua caliente permiten dilatar tus vasos sanguíneos, y como los agranda, permite que la sangre circule más rápido y fácil por las venas hemorroidales inflamadas. Esto va a ayudar a que mejoren y suavicen el tono venoso del esfínter rectal.

En cambio, los baños de asiento para hemorroides con agua fría, consiguen extraer el calor que existen en las hemorroides irritadas e inflamadas, ya que provocan que el flujo sanguíneo de las venas hemorroidales disminuya y reduzca la presión que existen dentro de ellas. Con esto lograrás que el dolor agobiante también se reduzca.

Muchos especialistas lo que recomiendan son los baños de asiento para hemorroides hechos a base de agua tibia, es decir, que estén poco caliente para que no irriten ni quemen las hemorroides, de lo contrario, podrían causar un daño mayor. En ocasiones, se recomiendan los baños de asiento para hemorroides entre agua fría y caliente, finalizando siempre con el agua fría. Para lograr esto, se recomienda el uso de dos bacines distintos para cada tipo de agua.

Baños de asiento para hemorroides con hierbas naturales

baños de asiento para hemorroides

Baños de asiento para hemorroides

Aunque existen muchos remedios naturales que pueden ir acompañados con tus baños de asiento para hemorroides, aquí te recomendamos las más populares gracias a su efectividad para reducir los síntomas de las hemorroides.

Para aliviar el dolor. Los baños de asiento para hemorroides que son muy efectivos para aliviar el dolor, van acompañados por manzanilla, llantén o malva. Si te decides por la manzanilla, sólo debes hervir la planta dentro de 3 o 4 litros de agua, y después lo dejas reposar y enfriar. Cuando esté listo, introduces esta infusión al agua tibia del bacín, y te introduces en él entre 10 a 15 minutos. Pero si eliges el llantén o la malva, entonces puedes hacer un cocimiento de estas hojas, y al igual que con la manzanilla, vas a dejar enfriar y luego a reposar. Finalmente, agregas esta infusión a la tina de agua fría para hacer los baños de asiento para hemorroides con agua fría.

Cuando hay sangrado. Para estos tipos de baños de asiento para hemorroides se aconseja utilizar la cola de caballo, porque esta hierba es un poderoso antihemorrágico y cicatrizante. Sólo debes hervir 100 a 150 gramos de la planta por litro de agua. Después vas a realizar con esta preparación un baño de asiento con una duración de 15 minutos al día. Si lo prefieres, también puedes utilizar el roble, porque te ayuda a reducir la inflamación anal, detiene las pequeñas hemorragias y favorece la cicatrización, lo cual es muy útil para las fisuras anales.

Para desinflamar. Son baños de asiento que utilizan hierbas y remedios naturales con el fin de desinflamar y favorecer la circulación en las venas que fueron afectadas, como por ejemplo el castaño de indias, el cuscús, la milenrama, la bolsa de pastor, el ciprés, la tormentila, la zarzamora y el ajenjo. Si eliges la encina, debes hervirla en un litro de agua por 5 minutos y luego agregar 2 o 3 cucharadas de la corteza de la encina. Después debes filtrarlo y realizar una mezcla con agua fría. Este tipo de baños deben durar unos 15 minutos en promedio. También puedes utilizar escrofularia, porque te ayudará a aliviar el dolor de las hemorroides, sólo debes agregar esta planta cocida y disuelta en 3 litros de agua.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *