Los baños de asiento son los mejores remedios naturales para las hemorroides prolapsadas


remedios naturales para las hemorroides prolapsadas

remedios naturales para las hemorroides prolapsadas

Los baños de asiento son métodos curativos tradicionales. Una excelente opción para acompañar con remedios naturales para las hemorroides prolapsadas o internas. Se les llama baños de asiento porque normalmente se hacen sentados en algún inodoro o bidet. El agua empleada en estos baños puede ser fría o caliente dependiendo del tipo de hemorroide a tratar. Además de hemorroides, también son excelentes como laxantes, para expeler gases, mejorar la digestión y regular la circulación. Este tipo de tratamiento es muy confortante porque produce una sensación de descanso, mientras se va sanando. Los baños de asiento no sólo sirven para curar, sino también para limpiar, ya que actúan directamente en la piel, las mucosas de los genitales y en el ano.

Los baños de asiento funcionan como antiinflamatorios y sedantes, facilitan la evacuación de cálculos y son muy eficaces contra los cólicos renales. Cuando te des un baño de asiento, deberás estar sentado en un cubo con agua (con profundidad de 5 a 7.5 cm) o en una bañera, de tal forma que sólo cubra desde el ombligo hasta las nalgas y los genitales. La temperatura del agua puede variar según el remedio a tratar. La duración de los baños es entre 5 y 15 minutos. En este tiempo podrás darte frotaciones y masajes de distintos tipos en las partes de tu cuerpo que estén sumergidas en el agua.

Los baños de asiento con agua caliente son muy buenos como remedios naturales para las hemorroides prolapsadas, ayudan a reducir la inflamación, el dolor y la comezón. El agua caliente lo que hace es dilatar tus vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre circule más rápido por las venas hemorroidales inflamadas. También existen baños de asiento con agua fría, estos lo que hacen es extraer el calor que existen en las hemorroides irritadas o inflamadas. El flujo sanguíneo de las venas hemorroidales disminuirá y reducirá la presión que existe dentro de ellas; y como consecuencia, también reducirá el dolor agobiante.

Algunos especialistas recomiendan alternar baños entre agua fría y caliente, y terminar con agua fría. Después de que hayas terminado tu baño, deberás secar el ano con palmadas suaves con una toalla suave y absorbente. Puedes aplicar una buena cantidad de talco para mantener la zona seca y permitir que los tejidos inflamados se muevan libremente.

Un baño de asiento puede ser muy eficaz para curar grados menores o mayores de hemorroides. Puedes complementar tu baño con remedios naturales para las hemorroides prolapsadas, añadiendo al agua algunas hierbas como: manzanilla, llantén, cola de caballo, roble, castaño de Indias, cuscús, milenrama, bolsa de pastor, ciprés, tormentila, zarzamora, ajenjo, sábila, belladona, entre otras.

Si te interesa saber más sobre este tema, la guía El Milagro de las Hemorroides te puede ayudar a entender los tipos de hemorroides que existen, cómo eliminarlos y prevenirlos de una forma rápida y segura. Revisa los Testimonios y Opiniones de personas que ya lo han adquirido y se han mostrado satisfechas con los resultados.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *