Pros y contra de los supositorios para hemorroides


Existe en muchas farmacias distintos tipos de supositorios para hemorroides, son baratos y fáciles de conseguir, estos ayudan a reducir los síntomas de las hemorroides gracias a sus componentes químicos; lamentablemente, la combinación de ciertos componentes en puede provocar efectos secundarios como dolores de cabeza, nerviosismo o aumento de la frecuencia cardiaca. No obstante, es posible curar las hemorroides sin supositorios para hemorroides gracias a los remedios naturales, al final resulta ser más efectivo, barato y sin efectos secundarios, porque los remedios naturales no se dedican únicamente a atacar los síntomas, sino que detienen el problema desde la raíz, además de aliviar el dolor, la picazón, el sangrado y la mucosidad de una vez para siempre.

Los supositorios para hemorroides que venden en las farmacias están fabricados con la mezcla de diferentes componentes químicos, como corticoides, anestésicos locales, vasoconstrictores, antisépticos, protectores, astringentes y rubefacientes, que son eficaces para el tratamiento de hemorroides externas; sin embargo, cuando los supositorios para hemorroides se usan demasiado tiempo pueden causar daños en la piel. Por esta razón lo ideal es detectar los síntomas de las hemorroides desde el inicio y curar las hemorroides sin medicamento.

Efectos secundarios de los supositorios para hemorroides

supositorios para hemorroides

Supositorios para hemorroides

Los supositorios para hemorroides que están hechos a base de vasoconstrictores son aplicados sobre la mucosa rectal, lo que provoca que se compriman las paredes de los vasos sanguíneos dilatados, de esta manera alivian los síntomas como la picazón, el dolor, la irritación y la sensación de tensión en la zona. Sin embargo, antes de comprar cualquier de los supositorios para hemorroides que venden en las farmacias es sumamente importante consultar con tu médico para saber cómo utilizarlos, pues una mala aplicación o un uso prolongado podrían producir efectos secundarios. En especial hay que tener mucha precaución en personas con problemas cardiovasculares, hipertensos, diabéticos, hipertiroideos o durante el embarazo.

Los supositorios para hemorroides prolapsadas más eficaces están hechos a base de corticoides, que son hormonas producidas naturalmente por el organismo, pero que suelen usarse en el empleo de fármacos. Los supositorios para hemorroides hechos con corticoides son muy peligrosos para personas diabéticas, enfermos de tuberculosis y niños. Entre los efectos secundarios que podrían presentarse son la gastritis, debilitamiento de calcio en los huesos, cúmulos de grasa corporal, estrías, entre otros.

Alternativas a los supositorios para hemorroides

supositorios para hemorroides

Supositorios para hemorroides

También son muy populares los tratamientos por vía oral, en lugar de los supositorios para hemorroides; pero actualmente no existen evidencias clínicas de que funcionen. Estos normalmente son recomendados para pacientes con cuadros agudos frecuentes debido a su baja toxicidad. Por ello, si presentas síntomas leves o sospechas la presencia de hemorroides, no pierdas más tiempo y comienza a curar las hemorroides sin medicamento, utilizando remedios naturales, acompañados de una buena higiene, una dieta alta en fibra, muchos líquidos y menos consumo de carne.

Los supositorios para hemorroides tienen un efecto fleboconstrictor y antiinflamatorio venoso que alivia las várices hemorroidales y sus síntomas. Además, promete reestablecer la flora bacteriana normal, la molestia intestinal y funciona como un anti flatulento.

Hay muchas personas que, dejándose llevar por los anuncios televisivos, compran supositorios para hemorroides sin un diagnóstico previo, y sin siquiera saber qué es lo que contiene o para qué sirve. Algunos supositorios para hemorroides contienen extracto de Ruscus aculeatus, lactobacilios esporógenes y vitamina C. El lactobacilios esporógenes es una bacteria que sirve para disminuir la hinchazón de las hemorroides y el dolor abdominal. La vitamina C únicamente sirve como un preservativo del medicamento, una técnica utilizada por muchos productos alimenticios del supermercado para alargar la vida útil del comestible. Así que el único ingrediente activo es la Ruscus aculeatus, que es una planta que se utiliza en la medicina como antiinflamatorio y antritrómbico; sin embargo, la cantidad de 20 miligramos no es suficiente para erradicar las hemorroides por completo, pero sí para sentirse mejor, siempre y cuando no deje de tomar el medicamento.

Por su parte, en algunos países prohibieron los comerciales de medicamentos o supositorios para hemorroides en la televisión porque generaban confusión y falsas expectativas en los consumidores.

Recuerda que la aparición de hemorroides comienza por tener malos hábitos; es decir que, independientemente de los casos aislados por alguna enfermedad en particular o por problemas genéticos, si tienes hemorroides es porque seguramente no llevas una dieta alta en fibra, no tomas suficientes líquidos o no haces ejercicio. Por lo que tomar pastillas para hemorroides puede aliviar el problema, pero no es la solución definitiva, hasta que cambies algún aspecto de tu vida, que es justamente lo que te ofrecen los remedios naturales.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *