Sintomas de las Hemorroides en la ancianidad


Sintomas de las HemorroidesLas hemorroides pueden ocurrir a cualquier persona a pesar de su edad. Sin embargo, las hemorroides en los ancianos son más comunes porque tienen un sistema digestivo más lento.

Esto sucede porque se presenta una aversión a los alimentos altos en fibra; ya sea por la dureza de los mismos o porque son ásperos, al tener los músculos del esfínter anal más frágiles, hacen que los adultos mayores o ancianos, sean más propensos a padecer estreñimiento más a menudo.

Los síntomas de las hemorroides en los ancianos

Desafortunadamente, debido a la naturaleza de la condición embarazosa, la mayoría de las personas no quieren admitir tener hemorroides; esto se profundiza en el caso de las personas  mayores, debido a que, el ya tener dificultades para llevar adelante  las funciones básicas, los obliga a depender en cierta medida de otras personas.

Para prestar atención entonces…

Así que si usted está cuidando a una persona de edad avanzada, ¿cómo puede saber si está experimentando las hemorroides? Éstos son algunos de los síntomas.

1. Incomodidad al sentarse: Al tener hemorroides, si la persona se sienta en una silla común, puede llegar a sentir como si estuviera sentándose en un cactus. Así que si usted nota que los ancianos con quien se relaciona, toman gran cuidado de sentarse o expresan una mueca de dolor al hacerlo, entonces puede ser una señal.

2. Estreñimiento consistente: Si la persona se encuentra padeciendo estreñimiento, es común que pueda producirse un desgarro de los músculos anales, dando lugar a las hemorroides.

3. El sangrado del recto: La presencia de sangre al momento de la defecación, es la evidencia más consistente del trastorno hemorroidal.

Una vez que se presentan alguno de los síntomas arriba mencionados, lo mejor que se puede hacer es realizar una consulta con un médico especialista, para confirmar la presencia de hemorroides a través de un diagnóstico.

Normalmente el profesional hará un examen visual del recto o de la piel circundante. Si alguna de las áreas está hinchada, entonces la persona está sufriendo de una hemorroide. Si no hay evidencia perceptible de la presencia de una hemorroide externa, entonces el médico puede optar para comprobar si hay hemorroides internas a través proctoscopia o anoscopia. Cuando esto se detecta, el médico deberá recomendar un examen rectal para descartar la presencia de algún tumor.

¿Cómo tratar las hemorroides en estos casos?

Las primeras etapas de las hemorroides en los ancianos pueden ser fácilmente tratadas por un cambio de estilo de vida. Aumento de la ingesta de alimentos ricos en fibra o con mayor frecuencia el ejercicio puede ayudar a ablandar las heces y hacer que pase fácilmente.

También hay cremas y medicamentos de venta libre, de los cuales se puede hacer uso, para ayudar a aumentar el ritmo del metabolismo y ablandar así las heces. Sin embargo, lo mejor es consultar a un médico antes de la suscripción de estos tratamientos.

También se recomienda que el paciente utilice un baño de asiento que es, básicamente, sumergir la zona afectada con agua tibia y permanecer allí durante unos minutos.

Los procedimientos quirúrgicos existentes, solo son recomendables si el médico lo considerara necesario, en función de la gravedad de la enfermedad.

A pesar de tener hemorroides es una enfermedad vergonzosa, casi la mitad de la población sufre en algún momento de sus vidas. Así que si alguien que usted conoce, ya sea de edad avanzada o no, lo tiene, ayúdelo a buscar tratamiento inmediatamente.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *