Tratamiento para hemorroides con escleroterapia


tratamiento para hemorroides

tratamiento para hemorroides

La escleroterapia es un tratamiento para hemorroides que se utiliza para tratar pequeñas hemorroides internas. El procedimiento consiste en inyectar una sustancia que endurece la base de las hemorroides internas para cortar su circulación. Esta sustancia puede ser el fenol del aceite de almendra o soluciones salinas. Lo que provoca la sustancia esclerosante es una reacción inflamatoria de bajo impacto en las venas y en los tejidos mucosos. Colapsa las paredes de las venas, provocando que la hemorroide interna se seque, luego se forma una cicatriz firme y gruesa que mantiene al tejido y a las venas en su lugar para que no salgan del canal.

La escleroterapia es realizada por un profesional en su consultorio. Es fácil de realizar y económica porque no requiere hospitalización ni anestesia costosa. El paciente debería sentir mejoras en siete días. Cuando la hemorroide se seque, ésta se caerá durante el movimiento intestinal normal.

Con este procedimiento te aseguras de no tener hemorroides internas durante doce meses. No es una cura definitiva para las hemorroides, pues aunque no te saldrán en doce meses, pasado este tiempo te pueden volver a salir. La ventaja es que cada tratamiento para hemorroides puede ser aplicado hasta en tres hemorroides, a diferencia de otros procedimientos como la ligación con banda elástica. Es apta para las hemorroides internas frágiles de los adultos mayores, pero no es funcional para hemorroides internas grandes.

Antes del tratamiento el paciente debe evacuar, porque hacerlo después de la terapia puede dispersar el esclerosante y reducir su efectividad. Se lubrica el ano y se coloca anestesia local y anestesia en la zona. Para realizar el procedimiento el paciente debe estar recostado sobre su costado izquierdo con las rodillas hacia el pecho y los glúteos en la orilla de la mesa.

Por el ano el médico insertará un protoscopio para iluminar las hemorroides internas. Luego el médico inyecta el esclerosante en la base de las hemorroides internas, donde hay una línea dentada que es insensible, por lo que no debe sentir dolor cuando inserte la aguja. Cuando se haya colocado unos milímetros de esclerosante, la aguja debe permanecer en su sitio aproximadamente dos minutos para evitar que sangre o se derrame.

Posteriormente, la aguja es retirada lentamente para facilitar el sellado del pequeño orificio. Es normal si tienes un poco de sangrado durante siete o diez días. Después del procedimiento es común sentir dolor y molestia, pero puedes tratarte con remedios herbales. También utilizar un supositorio lubricante y un ablandador de heces para evitar el esfuerzo al evacuar.

En ocasiones, surgen algunas complicaciones, pero no es algo común. Las complicaciones de este tratamiento para hemorroides incluyen retención de orina, ardor y dolor en el ano, reacciones alérgicas, desprendimiento de revestimiento rectal, infección de la zona anal, incontinencia, infección de la próstata, o la formación de un coágulo.

Si prefieres probar con un tratamiento natural, sin recetas médicas y utilizar sólo ingredientes naturales, puedes consultar el sistema Milagro H de la investigadora Holly Hayden. Con este sistema aprenderás a curar las hemorroides y a encoger los tejidos a su estado original de la forma más fácil y natural posible.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL PARA CURAR LAS HEMORROIDES SIN CIRUGÍAS!!

cura para las hemorroides

cura para las hemorroides


Deja Tu Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *